La Coordinadora federal de Agentes Forestales y Medioambientales de FSC-CCOO apoya la manifestación a favor del lobo ibérico

Enlace original en: http://www.fsc.ccoo.es/

El lobo ibérico es una especie emblemática en nuestra península. Es incluso algo más. Un patrimonio natural de excepcional valor por cuanto a su papel ecológico y de regulación de las poblaciones de otras especies.

Actualmente se debate profundamente su existencia en base a la presión de un sector de la ganadería y de la caza.

Los Agentes Forestales somos funcionarios públicos a los que en determinados territorios se nos encomiendan descastes de ejemplares de esta especie.

Si bien es cierto que nuestro trabajo se basa indudablemente en el respeto absoluto del cumplimiento de la legalidad y el ejercicio profesional más riguroso en nuestras actuaciones, también es cierto que en muchos casos nos encontramos ante una encomienda que por un lado se contrapone con el espíritu de conservación de la Naturaleza a la que nos debemos como esencia de esta profesión, y por otro lado a que esta “gestión” del lobo se basa en datos que tienen muchas carencias en los argumentos científicos y técnicos para adoptar las decisiones de abatir a un solo lobo en España. No existen censos precisos, no se valoran las consecuencias de abatir a estos ejemplares y los responsables de las administraciones públicas y políticos responden a la presión ruidosa de determinados sectores, los cuales deberían actuar de manera responsable y ser verdaderos protagonistas en preservar el equilibrio natural. Se debe defender el mundo rural y también al conjunto de las especies silvestres que hacen de este país el Estado de la UE que mayor biodiversidad atesora. Se debe defender el mundo rural pero no a costa de lo que supone la desaparición de especies que en ella viven.

Los Agentes Forestales y Medioambientales nos encontramos entre fuegos, y ante el respeto de todas las opiniones, desde CCOO nos planteamos lo siguiente:

– El lobo es una especie que debe gozar de la mayor protección en este País, semejante a la que tiene en Portugal.

– La gestión de esta especie se ha de basar en datos censales obtenidos tras unos trabajos sujetos a una metodología clara y contrastada que ampare su validez científica.

Apoyamos la manifestación porque no va contra nadie sino a favor de una especie fundamental en nuestra ecología y que siempre está expuesta a intereses ajenos a la conservación.

 Agentes

Anuncios